sábado, 24 de abril de 2010

Diez consejos para evitar el dolor de espalda

El dolor de espalda es uno de los males más comunes a los que nos enfrentamos día a día. Se trata de la segunda causa de ausentismo laboral en los países desarrollados.
Para evitar las molestias lumbares, el doctor Manuel J. de la Torre Gutiérrez, especialista en intervenciones de columna, y miembro del Servicio Médico de la Casa Real en España, da 10 consejos fáciles de seguir a diario:

1. Es fundamental mantener una buena postura al dormir, o al estar de pie o mismo sentado. Posturas inadecuadas pueden tensionar el sistema óseo y muscular de la espalda. Causas que pueden provocar una mala postura, sobre todo entre los jóvenes es la ropa muy ajustada o el uso de los tacones altos.
2. El sobrepeso provoca que los huesos tengan que soportar más peso del que debieran. Si esta situación se prolonga en el tiempo, los músculos y huesos de la espalda se puede tensionar y, por tanto, provocar dolor de espalda.
3. Si su trabajo le obliga a estar sentado durante horas, es recomendable que haga ejercicios de estiramiento durante la jornada laboral para evitar los dolores. Al menos, haga un descanso una vez cada hora para caminar un rato. Asimismo, pida una silla ergonómica para evitar lesiones mayores.
4. En ocasiones, el simple gesto de agachar el cuerpo para atar un cordón del zapato provoca dolor de espalda. En estos casos se debe a la rigidez del cuerpo, evitable con la práctica de ejercicio. Con 10 minutos al día basta para prevenir el dolor de espalda y fortalecer los músculos, siempre y cuando no se practique en plena crisis de lumbalgia. Asimismo, en caso de sufrir dolores lumbares que impidan al paciente moverse, es recomendable no estar más de 48 horas tumbado en la cama.
5. Hay muchas causas que provocan el dolor de espalda: artritis, problemas de riñón, lesiones en la médula espinal, etc. En estos casos, es recomendable acudir a un doctor especialista de manera inmediata para recibir el tratamiento adecuado.
6. En caso de lesión en alguno de los músculos de la espalda, coloque una bolsa de hielo para aliviar el dolor.
7. Gran número de mujeres embarazadas sufren dolores de espalda. Para evitarlo es conveniente mantener una postura correcta, evitar estar sentada durante horas y no utilizar tacones.
8. Si se sufren dolores fuertes, se pueden tomar determinados fármacos, como el paracetamol o anti-inflamatorios durante tres meses, siempre bajo prescripción médica.
9. Existen centros donde el paciente con dolores lumbares puede acudir con el fin de que le enseñen, mediante la actividad física, a controlar su dolor si éste persiste durante más seis semanas. En cambio, para aquellos que sufren dolores crónicos superando el año no son recomendables.
10. Finalmente, si el paciente sufre dolores crónicos y siente que su estado de ánimo se ve afectado puede pedir tratamiento psicológico. Se dan casos en los que el paciente tiene miedo de moverse por si sufre algún dolor en la espalda.



Fuente: ABC.es












 

La importancia de hidratarse en la medida justa al hacer deporte

Si bien beber agua o alguna bebida especialmente formulada para deportistas ayuda a reponer fuerzas y minerales, cuando la ingesta de líquido es excesiva puede producirse una severa pérdida de sodio, como consecuencia de un proceso denominado "hiponatremia"

Hacer deporte no es una cosa sencilla, pues requiere muchas consideraciones. En primer lugar se encuentra la necesidad de elegir una actividad que resulte placentera, para la cual se tenga facilidad y, fundamentalmente, que esté avalada por un médico.
El segundo punto consiste en armarse una rutina diaria o al menos frecuente que pueda realizarse fácilmente. Por último, aunque no menos importante, es vital considerar algunos factores vitales como el horario al cual se realiza una determina actividad, la extensión de ésta, la ropa que se utilizará a tal fin y la bebida que se utilizará para hidratarse.

Justamente sobre este punto profundiza un reciente informe realizado por especialistas de Estados Unidos en el cual se menciona que "a la hora de hacer deporte es importante hidratarse, aunque más fundamental aún es hacerlo en la medida justa".
Por qué? para evitar el desorden o desequilibrio entre el sodio y los fluídos que están en el organismo, situación denominada "hiponatremia" o "intoxicación de agua", un estado en el cual el exceso de líquido (y por ende de transpiración) contribuye a la pérdida -por parte de los organismo- del nivel de sodio o sal que requiere para su correcto funcionamiento.
Hay dos situaciones: una es la de la persona 'común' que realiza una actividad física por el hecho de mantener un correcto estado de salud, para sentirse mejor, para bajar de peso o mantenerse; y otra es la de aquellos que viven del deporte, son atletas y por ende tienen una preparación y una exigencia mucho mayor", describió ante Pro-Salud News la doctora Mónica Katz, médica especialista en Nutrición y directora del Posgrado en Nutrición de la Universidad Favaloro.
"En el primer caso -continuó explicando- si la función renal es normal y correcta (y consecuentemente también lo es el mecanismo que regula la transpiración), no debería existir riesgo de sufrir una descompensación o un daño mayor".
"Ahora, en el caso de los deportistas, la posibilidad existe porque como hay una necesidad de mantener la resistencia durante lo que dura un partido, una carrera o una maratón, es posible que se produzca un cuadro de intoxicación hídrica, sobre todo si hay diferencias entre la forma en la que se hidrataron al practicar y la manera en la que lo hicieron al desarrollar propiamente la actividad", postuló la doctora Katz y concluyó: "Hay que manejar el temor a deshidratarse porque eso es lo que nos puede llevar a caer en excesos que finalmente resultan perjudiciales".
Por su parte, también al ser consultado por Pro-Salud News, el doctor Norberto Debbag, médico Cardiólogo Deportólogo recomendó "hidratarse con pequeños sorbos tanto durante el precalentamiento o elongación anterior a la actividad, como también durante la práctica de ejercicio físico -en la cual es fundamental intercalar series con momentos de descanso- y en la relajación posterior, siempre procurando alcanzar un equilibrio y beber de a poco".


FUENTE: INFOBAE.COM




































"