jueves, 11 de febrero de 2010

Beneficios de la actividad física para la salud

Beneficios de la actividad física para la salud




El ejercicio físico siempre resulta saludable cuando se practica bajo las condiciones recomendadas por los profesionales. Es una buena forma de mejorar o mantener la salud.



Ya se ha mencionado que la actividad física, realizada a cualquier edad y en la mayoría de las personas sanas o con alguna patología (salvo algunas contraindicaciones) es beneficiosa para mantener el nivel de salud o mejorarlo en lo posible.



El ejercicio físico provoca modificaciones beneficiosas sobre el metabolismo:



· Disminuye los niveles sanguíneos de colesterol, triglicéridos y ácidos grasos libres.



· Previene el aumento de peso y ayuda en el tratamiento de la obesidad.



· Es beneficioso en el tratamiento de la diabetes y otras enfermedades crónicas.

Mejora la capacidad aeróbica máxima.




· Disminuye la frecuencia cardiaca por un predominio parasimpático.



· La tensión arterial aumenta con esfuerzos intensos y prolongados superiores a 5 segundos. En los ejercicios de resistencia, la tensión arterial se incrementa poco. El entrenamiento tiene un efecto moderador de la presión arterial.



· Se reduce la morbilidad y mortalidad por patología coronaria.



· Los ejercicios físicos controlados son beneficiosos para combatir la arterosclerosis.



· Reducen la incidencia de accidentes cerebro vasculares.

Las personas pueden reducir su riesgo de padecer patologías cardiacas con sólo 2 horas de preparación física a la semana. Existen estudios que demuestran que una actividad física tan sencilla como caminar, nadar o correr a pequeñas intensidades hace que el riesgo de ataques cardiacos sea un 60% menor.




§ En 1992, la Asociación Americana del Corazón, añadió la falta de ejercicio a la hipertensión, el tabaquismo y la hipercolesterolemia; como factores de riesgo de cardiopatía coronaria.


Reduce el estrés sobre las distintas partes del aparato locomotor.




· Mantiene un buen nivel de fuerza y resistencia muscular.



· Mantiene una buena flexibilidad y elasticidad e impide la aparición de rigidez en ciertas articulaciones.



· Mantiene una buena capacidad de coordinación y equilibrio.



· En edad de crecimiento estimula el desarrollo y crecimiento.



· Retrasa la disminución de la capacidad músculo esquelética que aparece por encima de los 60 o 65 años.



· Detiene e invierte el deterioro físico provocado por el sedentarismo.



· Frena o retrasa la aparición de osteoporosis.



· Es importante en la prevención de cervicalgias, lumbalgias y dolores articulares y musculares, en general.



· la actividad física también afecta al sistema inmunitario.



· los individuos que hacen ejercicio tienen menos riesgo de contraer cáncer de colon que los sedentarios.



· el ejercicio físico es beneficioso para la salud mental.



· Diversos trabajos científicos establecen que las personas que más se pueden beneficiar del ejercicio son las sedentarias o menos activas, siempre que el ejercicio que realicen sea bien programado y regular. Se puede generalizar que cualquier persona, que tenga el aparato locomotor apto, puede y debe, al menos caminar.