sábado, 30 de enero de 2010

Cuáles son las claves de una dieta exitosa

Para lograr un peso sano y mantenerlo en el tiempo, se deben hacer cambios en el estilo de vida. Saber a cuántas calorías equivale una porción, mantener un registro de lo ingerido y realizar actividad física, algunos de los secretos

En el mundo occidental el 50% de la gente tiene sobrepeso. De hecho, más del 30% de los adultos es obeso, y casi una cuarta parte de los hijos.

Antes de comenzar un plan de adelgazamiento, y en pos de lograr una sana alimentación, debería consultar a un nutricionista para aprender cuales son los tamaños correctos de porción para su caso específico.

Poniendo blanco sobre negro: cuánto es una porción
El sitio En Plenitud publicó que si bien su dieta puede indicarle que puede comer "una porción de tal cosa", a la hora de abrir la heladera fácilmente surgirá la duda: ¿cuánto es, exactamente, una porción?

* En los granos: media taza de arroz, papas, tallarines; una rodaja de pan; una taza de cereal frío
* Verduras: media taza (verduras de hoja: una taza)
* Fruta: media manzana, banana, etc. o media taza de ensalada de frutas
* Carne: 80 gramos
* Lácteos: Una taza de leche o yogur, 40 a 60g de queso.

Según la Pirámide Alimenticia, se recomienda varias porciones diarias de cada grupo de alimento:

* Nueve a once porciones de granos
* Cuatro a cinco porciones de verduras
* Tres a cuatro porciones de fruta
* Dos a tres porciones de lácteos
* Dos a tres porciones del grupo de carne y soja

Con todo,la mayoría de la gente come más que las cantidades diarias recomendadas por los expertos, pero menos cuando se trata de frutas y verduras.

Seis pasos para bajar de peso más rápido
1. Muchas veces poco, antes que pocas veces mucho
Si come de cinco a seis comidas pequeñas por día, antes que tres comidas grandes, se pueden lograr los mejores resultados.

Al ingerir entre 300 a 400 calorías cada tres o cuatro horas, se puede mantener el azúcar de la sangre en un nivel fijo y evitar el hambre continúo.

Es importante que se realice un consumo equilibrado de proteínas (20 al 25 por ciento), carbohidratos (55 al 60 por ciento) y grasa (15 al 25 por ciento).

2. Carbohidratos
Las legumbres y las frutas y verduras con fibra bajan el riesgo de sufrir diabetes Tipo 2 y proporcionan vitaminas en abundancia.

Por otro lado, los carbohidratos refinados y simples, como por ejemplo, el pan blanco y las papas, provocan grandes variaciones de los niveles insulina y pueden estimular el hambre.

3. No evite las grasas
Sólo coma las correctas, en cantidades correctas. Los ácidos grados omega-6 y omega-3, que se encuentran en casi todos los pescados y algunas nueces, mantienen la sensación de saciedad y reducen verdaderamente los niveles de colesterol "malo". Opte por las grasas mono y poliinsaturadas que se encuentra en las aceitunas, la palta, y las nueces, antes que las grasas saturadas que se encuentran en la carne y los lácteos.

4. Beba abundante agua
El agua es el mejor líquido para el cuerpo, y tiene cero calorías. Bébala en lugar de las gaseosas, los jugos artificiales y el alcohol, que tienen muchas calorías pero poco o nada de valor nutritivo.

5. Mantenga un registro alimenticio
Cuando mida las calorías consumidas en el día, será fácil olvidarse las dos galletitas que "pellizcó" por la tarde, o el vaso de vino que tomó con la cena, a menos que tenga todo esto por escrito. El registro de alimentos es también útil para identificar y cambiar ciertos patrones de alimentación.

6. Ejercicio físico
Ningún programa de pérdida de peso será completo sin un ejercicio regular.

Pero de hecho, el ejercicio no sólo es útil cuando se trata de bajar unos kilitos, sino que numerosos estudios confirmaron que son extremadamente importante para conservar el peso.

Un buen y completo programa de fitness, debería incluir ejercicios aeróbicos, y entrenamientos de fuerza y flexibilidad.

FUENTE:http://www.infobae.com/interior/infofitness.html

No hay comentarios: