martes, 16 de junio de 2009

Beneficios y prescripción del ejercicio físico







Con el objetivo de mejorar la calidad de vida y prevenir enfermedades, es importante inculcar en la población una serie de hábitos de vida saludables. Es crucial promocionar la actividad física especialmente entre la población de los países industrializados, cada vez más sedentaria, con lo que aumenta el riesgo de padecer enfermedades, fundamentalmente cardiovasculares.



Los efectos de la actividad física sobre la salud humana pueden enumerarse en una larga lista:






  • Diversos estudios han demostrado que las personas que realizan una actividad física regular tienen una mortalidad global menor que las personas sedentarias.



  • Diferentes investigaciones han dado como resultado que cuando individuos de edad avanzada realizan una actividad física pueden prolongar su vida de 10 a 25 años.



  • El ejercicio, aunque sea moderado, puede retardar el envejecimiento. Una caminata rápida de 30 minutos o más, tres o cuatro veces a la semana puede suponer un retardo del envejecimiento



  • Los efectos de la actividad física sobre la salud se relacionan con la prevención primaria, es decir, pueden evitar la aparición de ciertas enfermedades, como la hipertensión, la cardiopatía coronaria, la osteoporosis.



  • Entre los beneficios comprobados destacan: mejor funcionamiento cardíaco y respiratorio, mayor fuerza muscular, huesos más compactos, capacidad de reacción más rápida y menor tendencia a la depresión.



  • Influye en la prevención secundaria, ya que forma parte del tratamiento precoz de enfermedades, como la cardiopatía coronaria y la osteoporosis.



  • En la prevención terciaria tiene incidencia en el tratamiento la recuperación y la prevención de recaídas en ciertas patologías, como la cardiopatía coronaria, la hipertensión, la diabetes, la osteoporosis y la depresión.



  • Produce efectos beneficiosos mentales y psicológicos sobre el rendimiento académico, el nivel de confianza en uno mismo, sensación de bienestar, eficacia en el trabajo, la capacidad intelectual, mejorando la calidad de vida.



  • Las actividades físicas de intensidad moderada que se realizan en compañía de la familia o los amigos, estimulan la adquisición de hábitos de ejercicio durante largos períodos de tiempo.



  • El sedentarismo es uno de los grandes enemigos de la actividad física. La falta de tiempo y la pereza son dos de las excusas más comunes para no practicar deporte.



Actualmente, la actividad física y el deporte se han convertido en válvula de escape frente al estrés de la sociedad moderna. El ejercicio físico tiene efectos beneficiosos para el sistema nervioso. Un modo efectivo de incorporar más actividad en el quehacer diario de personas muy ocupadas es subir escaleras.




Así que mis queridos amigos bloggeros, no hay excusas para no hacer actividad física, y estaremos contribuyendo con nuestra salud.




No hay comentarios: