lunes, 25 de mayo de 2009

Los sistemas de ataques en el hándbol

Ataque 3-3.
Es un sistema muy utilizado cuando la defensa del equipo contrario está conformada por el 6-0. El pívot se mueve por la línea de los 6 metros, los laterales y los extremos mueven el balón rápidamente para realizar el ataque.

Ataque 2-4.
Esquema conformado de dos líneas, donde la función de los laterales es romper la defensa mediante un ataque triangular.

Sistemas defensivos
Tienen como objetivo evitar que el equipo contrario marque un gol y recuperar la pelota como sea posible, sin recurrir a faltas para su recuperación. Una defensa débil, un marcaje demasiado pasivo o errores individuales de parte de los jugadores dentro del marco de sus funciones originarán las mejores posibilidades de ataque del equipo contrario.

Están compuestos por:

Defensa individual.
Este sistema es fundamental durante el aprendizaje porque es el punto de partida hacia otros sistemas defensivos. Se realiza cuando en una determinada situación ofensiva, unos defensores (los mismos siempre) neutralizan a unos mismos jugadores de ataque.

Defensa zonal.
La defensa zonal es el sistema defensivo básico en el hándol. A diferencia del sistema individual, donde la meta principal del jugador consiste en la neutralización de un adversario previamente elegido, en la defensa por zonas el objetivo es el marcaje de unas zonas señaladas del campo.

Defensa combinada o mixta.

La defensa combinada consiste en sumar la defensa individual con la defensa zonal. Se practica cuando el equipo domina ambos sistemas defensivos. Durante el desarrollo del juego, a menudo por razones tácticas, se emplea la defensa combinada. Se realiza, a menudo, cuando la situación de los jugadores es 5+1; pero menos cuando es 4+2.