lunes, 25 de mayo de 2009

División del ataque en el hándbol


El ataque posicional se realiza cuando el equipo está en posesión del balón y no ha podido organizar el ataque rápido y considera tácticamente, organizar la posición para efectuar el lanzamiento mediante una determinada rotación de los jugadores, pero teniendo en cuenta un mayor número de pases del balón entre los jugadores.

Tácticas de ataque
Ataque posicional.

El ataque posicional se define como la obtención de una posición favorable para el lanzamiento durante el ataque. La mayoría de las acciones que se dan en todo ataque son de ataque posicional, el cual exige del jugador una excelente preparación teórico-práctica.
El ataque posicional se caracteriza por su ritmo cambiante, juego oscilante de perfil irregular.
El equipo contrario no puede en ningún momento descansar en su defensa (lo cual hace sabiendo que el adversario emplea el ataque).
En el ataque posicional, el jugador debe caracterizarse por su sentido de la responsabilidad en cada acción que emprenda. Como fundamento del juego han de ser utilizadas normas evidentes y soluciones básicas singulares, las cuales deberá conocer, muy bien, cada uno de los jugadores.
Normas fundamental del juego e imprescindibles habilidades técnicas de los jugadores primeras líneas:

Normas básicas de los jugadores primeras líneas

La norma básica de los jugadores primeras líneas del ataque es hacer un ataque perpendicular y estructurado.
Cada ataque individual debe comprometer a dos defensores. Los jugadores realizan una secuencia proyectada del juego, lo que permite situarse en una situación inmejorable para el lanzamiento a la portería contraria.
El cambio de ritmo en el ataque está determinado por la situación defensiva del oponente (en el momento de la defensa pasiva, individual o colectiva, se aceleran las acciones a fin de alcanzar una posición favorable para el lanzamiento).
En el ataque posicional se debe tener en cuenta:

1. Protección del balón.
2. Mantener un juego abierto.
3. Ataque perpendicular y estructurado.
4. Cambio del ritmo del juego.
5. Utilización de cambios de puestos.
6. Usar bloqueos.
7. Juego sin balón.


Ataque rápido.

La finalidad del ataque rápido (contraataque) es realizar una acción ofensiva mediante la ejecución de un mínimo de pases de balón y finaliza con un lanzamiento a portería.

La acción ofensiva, de principio a fin, será ejecutada bien como ataque rápido, bien comoataque posicional. En el segundo caso –después de fracaso del ataque rápido– se realiza una pausa en el desplazamiento del balón y, a partir de este momento, es jugado con la ayuda del ataque posicional.
















No hay comentarios: