miércoles, 8 de abril de 2009

El juego como contenido educativo

Debo aclarar que los conceptos y ejemplos vertidos en este blog no son de mi autoría, simplemente es una recopilación de datos de diferentes libros, fuentes y manuales a los cuales consulto diariamente en mi práctica. Me pareció útil ordenarlos en un solo lugar para que puedan acceder a ellos o consultar cuando lo necesiten. De todas formas iré detallando la bibliografía consultada para que puedan disponer de ella en cualquier librería. Aclarado esto, comencemos a sumergirnos en el maravilloso mundo de la Educación Física.





Sin duda la práctica de actividades lúdicas es tan antigua como la historia de la humanidad. Para cerciorarse basta con acudir a cualquier museo arqueológico. Muchos de ellos conservan piezas que ponen claramente de manifiesto que tambien las antiguas civilizaciones fabricaban juguetes y practicaban juegos en su tiempo de ocio: en la antigua Roma solían elaborarse muñecas articuladas de marfil y era habitual jugar con dados y tabas; algunas vasijas griegas de cerámica pintada reproducen escenas de juegos de azar y el hallazgo de juguetes de barro es habitual en yacimientos arqueológicos de culturas dispares y de continentes distintos.

Sin embargo. no siempre es fácil distinguir un juego de una actividad con un cierto componente o espíritu lúdico.



El juego: herencia cultural y herramienta educativa

Para esto es oportuno hacer una cita de Platón del libro VII, La República o el Estado. que dice lo siguiente:



"Haz de manera que se instruyan jugando y así te pondrás en la mejor situación de conocer las disposiciones de cada uno"



El juego pertenece a la herencia cultural de todos los pueblos de la tierra y no sólo es una práctica vinculada al mundo infantil, sino que también los adultos lo practican en todos los lugares del mundo y con diferentes significados: desde la celebración festiva a la apuesta.

El juego sirve para la transmisión de los valores propios del pueblo que lo practica. Esta visión antropológica de las diferentes actividades lúdicas, como instrumento de arraigo social, debe además tener en cuenta el contexto en que se practican. Como por ejemplo, saber si se juega a determinadas edades, en determinadas épocas y lugares, si el juego es mixto o si sólo lo realizan hombres o mujeres, etc. Las claves del contexto en que se practica el juego ayudan a desentrañar el verdadero sentido de esta transmisión. De ahí que, entre otros muchos argumentos, sea importante recuperar y vivir uno de los campos más vastos e interesantes del mundo del juego: el juego tradicional.

Desde la perspectiva educativa, el juego se convierte en una poderosa herramienta para el trabajo de conceptos, valores y procedimientos. Esto supone que el educador debe analizar el juego y descubrir las capacidades que se desarrollan en su práctica.



El concepto de juego



"El juego es una proyección de la vida interior hacia el mundo"

Jerome Bruner, Acción, pensamiento y lenguaje.




  • El juego produce placer: una de las principales características del juego es que sus participantes disfrutan. El educador debe prestar una especial atención a la presentación de los juegos ya que, de esta forma, predispondrá a los niños a una actitud positiva del juego.

  • El juego contiene y debe contener un marco normativo: efectivamente, las normas constituyen un elemento esencial para cualquier juego. Tanto el niño que crea simbólicamente su propio mundo como la persona que debe construir un rompecabezas, o los jugadores que deciden cómo esconderse y atraparse entre ellos, siguen determinadas pautas. Para muchos educadores éste es el verdadero trabajo a realizar con los juegos:aprender a asimilar normas y a utilizarlas.

  • El juego es una actividad espontánea, voluntaria y escogida libremente

  • El juego es una finalidad en sí mismo: los jugadores no persiguen un objetivo concreto, sino que su principal finalidad la constituyen las acciones propias de la actividad. Al presentarlos, el educador debe hacer más hincapié en la práctica que en su resultado final.

  • El juego es acción y participación activa: los niños deben estar siempre activos, sobre todo mentalmente, para dar respuesta a todos los retos que supone la práctica del juego.

  • El juego es autoexpresión: el juego es una expresión de los valores y la cultura de la sociedad en que nace y se desarrolla.

Un buen resumen de todo lo expuesto se encuentra en la definición del juego hecha por el antropólogo Johann Huizinga en su obra Homo ludens.


"Acción u ocupación libre que se desarrolla dentro de unos límites espaciales y temporales determinados, con unas reglas absolutamente obligatorias y libremente aceptadas. La acción tiene un fin en sí misma y está acompañada de un sentido de tensión y alegría y de la conciencia de ser de otro modo que en la vida corriente"



Bibliografía consultada: Manual de juegos-Editorial Oceano

Foto: mis alumnos de Educación Física Infantil del Cef nº2 "Dr Luis R. Mackay" de la ciudad de Gualeguay. Jugando

1 comentario:

Anónimo dijo...

hola que buen blog, soy profe y me estoy por ir a vivir a gualeguay, me gustaria ponerme en contacto con profes de alla y que me cuenten un poco de la movida de educacion fisica en su cuidad ,porque la verdad estoy un poco perdida con la inscripcion al listado y demas..mi correo es gallardo_majo@hotmail.com